El nuevo cine de Murnau By Félix Molina

Nosferatu 1922

Hoy voy a escribiros sobre películas nuevas, de hace unos cien años pero nuevas. Y no porque sea 28 de diciembre, sino porque os hablo de F. W. Murnau, un innovador con todas las letras. Alguien que creó desde la nada y dejó tras de sí la estela del cometa, de la ráfaga de agua, del rayo de luz. Tienen en común sus películas el iniciar un género y ya trascenderlo –de ahí su novedad primera y permanente–. El milagro de las películas y los peces se inicia (tras más de media docena de genialidades) con su ‘sinfonía del terror’, Nosferatu (1922), película que (para que parezca más moderno y actual aún) engancha a su autor en todo un embrollo judicial por los derechos de la historia con la viuda del autor de Drácula, Bram Stoker. Lo que quizá no sabían el genio y la viuda es que lo de menos era cualquier intento de trama o argumento para dar forma a esta creación: lo esencial en cada plano y cada escena no es el vampirismo o la vida más allá de la muerte, sino el modo mismo en que la sombra engendra el miedo, proyectada sobre cada fachada, sobre cada lecho de luz. Expresionista hasta decir basta, la película puede ser vista como una galería de cuadros de Munch o una sucesión de cuartetos de Alban Berg.

Continuar Leyendo

Un comentario en “El nuevo cine de Murnau By Félix Molina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s